Saltar al contenido

Visualización deportiva para las pruebas del CNP

¿Qué es la visualización deportiva? ¿En qué me puede ayudar a la hora enfrentarme a las pruebas físicas? ¿Tiene algún otro beneficio?

Hola! Soy Jesús Moreno, entrenador personal online de opositores y te voy a responder a todas estas cuestiones que son clave para preparar mejor tu oposición a Policía Nacional. Si sigues leyendo descubrirás que la visualización deportiva es una de las técnicas más eficaces para preparar las pruebas físicas.

La visualización deportiva es una técnica utilizada por muchos y grandes deportistas mentales y quiero que la conozcas al completo para que empieces a entrenarla desde YA y le saques todo el provecho posible para afrontar y prepararte mejor tus oposiciones.

¿En qué consiste?

Es una técnica psicológica, un entrenamiento de ensayo mental en la que tienes que imaginar intensamente una situación que vas a vivir en la vida real (entrenamiento, prueba física…).

Aunque no lo parezca, la visualización deportiva hay que entrenarla, es una práctica que hay que ir mejorando para así aumentar tu aprendizaje y rendimiento en un aspecto concreto.

Es una técnica compleja, y si no eres una persona acostumbrada a practicarla, al principio te va a costar bastante, ya que exige una gran disciplina y consume energía mental.

Pero, siendo honestos, te va a merecer mucho la pena entrenarla, sobre todo para afrontar las pruebas del circuito y la barra.

¿Por qué te va a beneficiar?

  1. Te ayudará a mejorar tu técnica, planificar tus estrategias, además de aumentar tu concentración y auto-confianza.
  2. Cuanto más seas capaz de visualizarlo emocionalmente, más lo aceptará tu mente inconsciente como real.
  3. Cuando vivas esa dificultad en la vida real, vas a estar mucho más preparado y lo harás/verás de otra forma.
  4. Al visualizar y experimentar las mismas emociones, activas los mismos circuitos cerebrales.

¿Cómo se hace?

Para empezar, tienes que saber que para utilizar bien esta técnica, debes sumergirte de lleno en la situación, es decir, visualizarlo en primera persona, real, como si estuvieras de verdad viviéndolo.

No funciona si te imaginas como si te estuvieras viendo desde una grada, o pantalla, o película, o banquillo… esto es fundamental que lo interiorices.

Ahora, ¿como lo vivimos?

Pues básicamente, tienes que poner tus 5 sentidos en la imaginación: ver lo que verías en ese lugar, lo que vas a sentir, qué sonidos vas a escuchar, el tacto de tus pies con el suelo… TODO.

Cuanto más exacto y concreto, mejor.

El objetivo es que visualices esa dificultad a la que te vas a enfrentar, siendo lo más real, honesto y fiel posible.

El “preparado, listo, YA” del circuito, ese esfuerzo que estás aguantando en la suspensión en barra, esa dominada que te está costando tanto, esa fatiga en los músculos de las piernas del 1000m en pista… todo ello son percepciones que estás sintiendo.

Si la situación real te produce cansancio, miedo, adrenalina, fatiga, sufrimiento, lo que sea… tu visualización debe revivir esa sensación.

De este modo, cuando se presente la dificultad real a la que te vas a enfrentar, vas a estar muchísimo más preparado psicológicamente y créeme, lo vas a agradecer y mucho.

¿Cómo saber si lo estás haciendo bien?

Esto es importante, básicamente pregúntate: “¿estoy sintiendo una ansiedad parecida a esa situación real?”

Si tu respuesta es afirmativa, vas por el camino correcto, si es negativa, entonces debes saber que:

  1. Es bastante inútil auto-engañarte en la visualización.
  2. Si no te imaginas con honestidad, podrían incluso desconcertarte cuando ocurra de verdad, lo cual sería contraproducente.
  3. Recuerda verte desde dentro, no desde fuera como si te estuvieras viendo en la televisión.
  4. En esta técnica están prohibidos los pensamientos negativos y las frustraciones.

¿En qué momento del día puedes hacerlo?

Tu mente inconsciente va a asimilar mejor tu visualización cuando estés muy relajado, además estarás mucho más concentrado si así lo estás.

Por lo tanto, los mejores momentos del día son justo antes de dormirse, en la conciliación del sueño; y cuando te despiertes, antes de levantarte. Tu mente cambiará completamente si adquieres estos hábitos.

Pero, ¿es sólo para el deporte?

Lo cierto es que no, ¿que pasaría si una mañana al despertarte, reservas 10 minutos a visualizarte varias veces sentándote en el escritorio, abriendo los apuntes y subrayar las palabras más importantes? La probabilidad de procrastinar, es decir, dejar esa tarea para después va a disminuir, ¿no crees?

Incluso hay personas que lo utilizan la noche y la mañana de antes de una entrevista de trabajo; o yo mismo, por ejemplo, me visualicé varias veces para escribir y compartir este artículo para vosotros, futuros policías. Así que no le cierres puertas a esta técnica.

¿Cómo aplicarla a las pruebas físicas?

Volviendo al ámbito que nos ocupa, la visualización deportiva es un entrenamiento indispensable para los opositores, ya que la oposición también es una lucha mental, de hecho así se lo hago saber a mis opositores en @fitnesstator.

  • Para el circuito de agilidad: la prueba más olvidada y desentrenada sin duda… visualiza ese primer sprint a la voz del “listo-¡YA!” tu mente inconsciente reconocerá antes esa percepción y tu velocidad de reacción va a mejorar segurísimo.
  • O visualiza ahora esa deceleración y el agacharte para pasar debajo de la valla, o ese paso de valla lateral. ¿No crees que lo vas a vivir e interiorizar mejor? Sin duda practicar el circuito mentalmente te va a beneficiar y mucho, sobre todo cuando tienes un problema focalizado en alguna fase o parte concreta.

Evidentemente vas a tener que entrenarlo físicamente, una cosa no quita a la otra, pero sería genial complementarlos.

  • Para las dominadas y prueba de suspensión, visualizar, sentir la barra en tus manos, notar como la gravedad te tira hacia abajo, ese dolor en las manos ese esfuerzo, sufrimiento cuando crees que no puedes seguir… sé duro y muy honesto con eso. Visualízalo a tu manera.
  • En el kilómetro, qué menos que verte corriendo en la pista, viendo a los demás opositores, sintiendo el Sol, escuchando las zancadas, la respiración, esa fatiga en las piernas, tus pulsaciones aumentando… ¿lo ves verdad?

Intenta coger este hábito por la noche y/o por la mañana y conviértete en un gran deportista mental.

Dime, ¿acaso no crees que Rafa Nadal, Michael Phelps o Usain Bolt no se visualizan cada día dando lo mejor de sí en su disciplina?

Pues coge ese hábito que tienen los ganadores y ve a por tu soñada plaza.

Gracias por llegar hasta aquí

Espero que te haya gustado esta técnica psicológica. Es algo que pongo en práctica con mis alumnos a los que intento trasmitir todos mis conocimientos y entusiasmo para que puedan superar satisfactoriamente la oposición. Si te has quedado con ganas de más o tienes alguna cuestión que hacerme tienes los comentarios de más abajo. Además estaré encantado de hablar contigo personalmente a través de mi cuenta de instragram @fitnesstator.

¿Te quedas con dudas? ¿Tienes algún problema para superar alguna prueba? ¿Quieres asesoramiento de un entrenador especializado? En cualquiera de estos casos puedes pasarte por mi web FITNESSTATOR.