Es una vergüenza lo que nos han hecho. Llevan años con total impunidad, imponiendo su criterio tal y como ellos quieren, y no como la ley establece.
Yo en mi caso, he sido uno de los perjudicados pero pienso si me valdrá la pena el recurso de alzada. Mujer e hija a mí lado y tengo miedo de que en una futura entrevista me fulminen, pues parece ya verdadera mafia todo esto.

Responder