Saltar al contenido

Examen tipo test de Policía Nacional

¿Se te da bien el examen tipo test o entras en pánico? ¿Sabes cómo estudiar para un examen tipo test?

El examen de conocimientos de la Policía Nacional es un examen tipo test. El temario de la oposición es extenso y cambia dependiendo de la academia. Lo que no cambia es la forma óptima de afrontar un examen tipo test y, por eso, vamos a darte algunos trucos y consejos para estudiar el examen tipo test de la Policía Nacional.

Diferencias entre el examen de la Policía y un examen de desarrollo

En el Instituto y en la Universidad se combinan los exámenes de tipo test y de desarrollo. Dependiendo de cada tipo de examen el estudio de la materia cambia significativamente. Cuando estás ante una preguntar abierta en un examen de desarrollo tu cabeza comienza a hacerse un esquema mental con la respuesta. Poco a poco la vas desarrollando y, si has estudiado lo suficiente, eres capaz de explicar lo aprendido con tus propias palabras.

escuela nacional policía
Escuela Nacional de Policía

Con el examen tipo test todo cambia. En estos exámenes, como en el de la Policía Nacional, el número de preguntas es mucho mayor y es necesario saber datos más concretos. Es verdad que cuentas con opciones para elegir la respuesta, pero tienes que tener en cuenta que las preguntas muchas veces son «a pillar».

En el tipo test, lo primero que tienes que saber es que el tribunal cuenta con una batería de miles de preguntas catalogadas como fáciles, medias, difíciles y muy difíciles. A la hora de elaborar el examen lo que se va a hacer es seleccionar preguntas de varios tipos para que la media de aprobados sea un número aceptable.

Por lo tanto, en el examen tipo test de la Policía Nacional no es suficiente con aprenderse los conceptos generales. Con eso solo podrás responder a las preguntas más fáciles. Necesitas conseguir con el estudio abarcar, al menos, todas las preguntas medias y difíciles para contar con opciones.

Sabiendo esto, tienes que conocer los trucos y las técnicas que existen para superar por encima de otros opositores un examen tipo test de 100 preguntas.

estudiar tipo test

Hackear el examen de la Policía Nacional

En el examen tipo test lo que más importa es el conocimiento claro y concreto de los datos que se están preguntando. Es bueno comprender el temario, pero lo más importante en este caso es memorizar. Ten en cuenta que muchas de la preguntas van a ser trampa o no ser lo suficientemente claras. Y las respuestas, por su lado, también pueden llegar a ser confusas. Es ahí, donde haberte preparado con técnicas de estudio para afrontar el examen tipo test es la inversión que marcará la diferencia.

Como ves, hemos hablado de memoria, pero aún no te he dicho cual. ¿Cómo? ¿Eso quiere decir que existen varias memorias? Pues sí, y más adelante te voy hablar de la diferencia entre ellas, pero de momento decirte que para opositar a policía vas a tener que potenciar tu MEMORIA DE RECONOCIMIENTO.

usa tu cerebro

De forma general, te voy a dar unos consejos para estudiar el examen de la Policía, pero en otros artículos sobre técnicas de estudio veremos cómo poner en práctica estos trucos que aumentarán tus probabilidades de éxito como jamás hubieras imaginado.

Decálogo del buen estudiante del tipo test

  1. Estudia activamente. Esas horas que pasas leyendo de forma aburrida y repetitiva te están haciendo perder el tiempo. Tic, tac, tic, tac….el examen parece lejano pero el tiempo pasa rápido y en nada estás haciendo tus pruebas para policía créeme. No malgastes tu tiempo. Es un recurso no renovable. Lee con interés, identifica puntos clave, hazte preguntas constantes, ponte en la piel del examinador ¿Qué preguntarías tú de esa página que acabas de estudiar?
  2. Anota y amplia. Ten claros los conceptos. Mejora la información de lo que veas relevante. El hecho de buscar algo más de información sobre algo que no entiendas bien hará que reconozcas mejor las preguntas trampas.
  3. Pregúntate. Respóndete. Después de una primera lectura y comprensión de un tema escribe alguna preguntas que pienses que son relevantes. La próxima vez que vuelvas sobre ese tema lee primero las preguntas que escribiste e intenta responderlas. No hace falta que respondas de forma perfecta. Basta con que hagas un esfuerzo por recordar. El beneficio de esto es impresionante.
  4. Haz tarjetas de memoria. Hay cuestiones que te van a costar mucho. Hay conceptos nuevos en el examen de la policía que jamás habías visto antes. Hazte tarjetas con estas preguntas y llévalas siempre encima. Aprovecha los ratos libres para repasar.
  5. Todos los exámenes posibles. Las academias de policía cuentan con cientos de exámenes en sus plataformas online. Haz todos los que puedas. Si fallas en algo de forma recurrente haz una tarjeta de memoria con el concepto. Esto también te va a ayudar a medir tus tiempos ya que en el examen de la Policía Nacional vas a tener poco tiempo para responder a todas las preguntas.
  6. Repasos periódicos. Siempre insisto en lo mismo. No vale la pena dar una vuelta entera al temario y esperar a acabar para repasar empezando por el principio. Tu memoria no funciona así. Cada dos o tres temas vuelve a hacer un repaso de lo visto anteriormente. Tal vez no sea necesario que lo mires detenidamente pero sí trata de repasar algún concepto. Repasar algunas preguntas. Esto es tan importante que no hacerlo juega en tu contra.
  7. Haz simulacros. Ponte a prueba junto con otros opositores a Policía para ver tu nivel y medir si lo estas haciendo bien. Analiza en qué fallas más habitualmente y detecta si tienes alguna falla en tu estudio. No tengas miedo a medir tus fuerzas. Analiza, corrige errores y sigue. No pares.
  8. Habla con otros opositores. Rodéate de una comunidad de estudio sana y competitiva. Reta a tus iguales. Haz preguntas rebuscadas y que te las hagan. Debate sobre temas que no tengas claros.
  9. Vence la frustración. Puede que tengas la sensación de que no estás aprendiendo nada. No pasa nada, es normal. Aunque sigas fallando preguntas, si has puesto en marcha estas técnicas, intenta pensar dónde estabas hace unos meses y dónde estas ahora. No pierdas las perspectiva. La fatiga y la desesperación van a llegar y vencerlas es otra prueba de la oposición.
  10. Repite el proceso una y otra vez. Repasa, profundiza, haz más tarjetas de memoria, haz más exámenes….pero no pierdas el tiempo leyendo de forma pasiva.

Memoria de recuerdo VS Memoria de reconocimiento

Antes te hablada de distintas memorias y te decía que para los exámenes tipo test de la oposición a Policía es importante la memoria de reconocimiento. Sin embargo, para los exámenes abiertos o de desarrollo es mejor trabajar la memoria de recuerdo. Pero, ¿Cuál es la diferencia?

La memoria de recuerdo nos sirve cuando tenemos que asimilar mucha información de forma ordenada. Debemos recordar muchos conceptos y datos para poder posteriormente ensamblarlos y reproducirlos en el papel de forma congruente. Aquí prima por encima de todo la comprensión.

Pero esto no funciona igual en un examen tipo test. Aquí lo que importa es la memoria de reconocimiento. También vas a tener mucha información con miles de datos y conceptos pero cuentas con que el propio examen te va a mostrar palabras con las que estás familiarizado.

En tu mente aparecerá de forma impulsiva, casi inconsciente, una respuesta que has estudiado y que reconoces. Tal vez, te sería difícil desarrollar una pregunta abierta sobre ese dato. Pero resulta, que si has estudiado adecuadamente en el tipo test reconoces perfectamente cual es la respuesta correcta.

Afrontar el examen tipo test de la Policía Nacional con estas técnicas te permitirá optimizar tu estudio y sacarle el máximo partido. Esperamos que te haya resultado de utilidad.